Propiedades analgésicas de la oleoiletanolamida (OEA) en el dolor visceral e inflamatorio

Resumen

La oleoiletanolamida (OEA) es una amida de ácido graso natural que modula principalmente la homeostasis de alimentación y energía mediante la unión al receptor alfa activado por proliferador de peroxisomas (PPAR-α) [Rodríguez de Fonseca F, Navarro M, Gómez R, Escuredo L, Navas F, Fu J, y col. Un mediador lipídico anoréxico regulado por la alimentación. Nature 2001; 414: 209–12; Fu J, Gaetani S, Oveisi F, Lo Verme J, Serrano A, Rodríguez de Fonseca F, et al. La oleoiletanolamida regula la alimentación y el peso corporal mediante la activación del receptor nuclear PPAR-α. Nature 2003; 425: 90-3]. Además, se ha propuesto que la OEA podría actuar a través de otros receptores, incluido el receptor vanilloide (TRPV1) [Wang X, Miyares RL, Ahern GP. La oleoiletanolamida excita las neuronas sensoriales vagales, induce dolor visceral y reduce la ingesta de alimentos a corto plazo en ratones a través del receptor TRPV1 de capsaicina. J Physiol 2005; 564: 541–7.] O el receptor GPR119 [Overton HA, Babbs AJ, Doel SM, Fyfe MC, Gardner LS, Griffin G, et al. Desorfanización de un receptor acoplado a proteína G para oleoiletanolamida y su uso en el descubrimiento de agentes hipofágicos de molécula pequeña. Cell Metab 2006; 3: 167–175], lo que sugiere que la OEA podría cumplir otras funciones fisiológicas, incluida la percepción del dolor. Hemos evaluado el efecto de OEA en dos tipos de respuestas nociceptivas provocadas por dolor visceral e inflamatorio en roedores. Nuestros resultados sugieren que OEA tiene propiedades analgésicas que reducen las respuestas nociceptivas producidas por la administración de ácido acético y formalina en dos modelos animales experimentales. Se realizó una investigación adicional para investigar los mecanismos subyacentes a este efecto analgésico. Con este fin, evaluamos las acciones de OEA en ratones nulos para el gen del receptor PPAR-α y comparamos sus acciones con las del animal de tipo salvaje del receptor PPAR-α. También comparamos el efecto de MK-801 para evaluar el papel del receptor NMDA en esta analgesia. Nuestros datos mostraron que OEA redujo las respuestas viscerales e inflamatorias a través de un mecanismo independiente de activación PPAR-α. La administración conjunta de dosis subanalgésicas de MK-801 y OEA produjo un efecto analgésico, lo que sugiere la participación de la transmisión glutamatérgica en el efecto antinociceptivo de OEA . Este estudio representa un enfoque novedoso para el examen de la efectividad de la OEA en las respuestas nociceptivas y proporciona un marco para comprender sus funciones biológicas y objetivos endógenos en el dolor visceral e inflamatorio.